EL CUARTO REINO. EL REINO DE LOS PLÁSTICOS

El reciclaje de un sueño

En el inicio de El cuarto reino. El reino de los plásticos, una voz en off enumera las materias primas necesarias para generar plásticos mientras ensalza las cualidades del material y predice un futuro en el que el plástico será un producto fundamental. A la par, un avión sobrevuela el centro de reciclaje donde un trabajador recoge latas de cerveza que guarda en enormes bolsas y amontona sobre otras bolsas que alcanzan varios metros de altura. Continúa la voz en off: “Este es el sueño del futuro del que ha surgido todo lo que hoy llamamos progreso. Así que, en los próximos años, sueños como este y muchos otros se harán realidad”.

El cuarto reino -Revista-Mutaciones

Más de 70 años separan al audio, rescatado de un comercial didáctico financiado por la General Motors de 1945, del proyecto Sure we can. Un comienzo que sirve como declaración de intenciones del primer documental codirigido por Adán Aliaga y Àlex Lora y spin-off del cortodocumental del mismo nombre presentado dos años antes.

Sure we can, nombre del centro que sirve también como mantra de ánimo para sus trabajadores, se ubica en el barrio de Brooklyn, en Nueva York. El centro, un predio superviviente en mitad de la ciudad, no solo persigue el objetivo de cualquier compañía de reciclaje al uso, si no que dentro de sus instalaciones se pueden encontrar espacios para la generación de compost, un huerto, un gallinero o un teatro. Sin embargo, la labor más importante de Sure we can radica en la oportunidad brindada a sus trabajadores, ya que el centro opera de salvavidas para sostenerles económica y emocionalmente.

El cuarto reino -Revista-Mutaciones

Aunque el documental da voz a varios trabajadores, hay dos que aglutinan la cotidianeidad del centro. Por un lado, Ana, la directora, que aparte de encargarse de la gestión, sirve como apoyo emocional de los trabajadores. Por otro lado, René, reciclador que vive en el propio centro, exalcohólico rehabilitado condenado a vivir rodeado de botellas vacías. La naturalidad de René, apartada de cualquier pretensión ulterior, dignifica su figura. Se preocupa de alimentar a la camada de gatitos nacidos en el predio y de protegerles de ratas y mapaches, está interesado en aprender horticultura para poder utilizar el compost y lee un libro que metaforiza su proceso redentor. René también escucha a su familia a través de Skype y se enorgullece de los vídeos que recibe de sus hijos desde México. Incluso sueña con ahorrar dinero para viajar a visitarles en un par de años.

La cámara de Aliaga y Lora, en la mayoría de las ocasiones en plano estático, se preocupa por mostrar la cotidianeidad de las vidas de los recicladores, de humanizar su existencia con un tono misterioso y atrapante para revertir la propia idea del centro ¿Cuál es el verdadero proceso de reciclaje en Sure we can?

El cuarto reino. El reino de los plásticos no es un documental para demostrar los perjuicios del plástico en el medio ambiente, sino para dar voz a los perjudicados de la sociedad de consumo actual. No se sirve de imágenes manidas de restos de plásticos en océanos o de los procesos de combustión para la eliminación de estos. Alejado de cualquier pretensión de publirreportaje o video promocional, el documental dignifica la vida de aquellos que sostienen los cimientos del sueño del progreso americano.

 


El cuarto reino. El reino de los plásticos (España, 2019)

Dirección: Adán Aliaga, Àlex Lora / Guion: Adán Aliaga, Àlex Lora / Producción: Isa Feliu, Alex Lora, Miguel Molina / Sonido: Lucas Ariel Vallejos/ Fotografía: Adán Aliaga, Àlex Lora / Montaje: Adán Aliaga, Àlex Lora

Un comentario sobre “EL CUARTO REINO. EL REINO DE LOS PLÁSTICOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.