DÉJAME SALIR

Publicada en Publicada en Fuera de Campo

get out you

La tecla adecuada

Aviso: El texto desvela detalles importantes del final de la película.

Un joven deambula perdido por un barrio alejado de su domicilio, expresando a un amigo a través del teléfono móvil el miedo a que algo malo ocurra. Un coche llamativo se para a su lado, y el ocupante parece observarle amenazante. Normalmente, si seguimos los tópicos del cine norteamericano, el protagonista de esta secuencia sería un hombre blanco andando por un suburbio de mayoría afroamericana o latina, y el que se frenaría a su lado sería algún aspirante a rapero, lleno de oros y tatuajes, con un coche de llantas cromadas y amortiguadores lowrider. Pero en realidad, en esta escena, el asustado peatón es un joven de raza negra, el barrio es una urbanización de familias blancas adineradas y el coche que le acecha es un deportivo de color… blanco.

get out cup

Jordan Peele abre Déjame salir con una declaración de intenciones que juega con el racismo velado de los clichés de Hollywood, estableciendo así el tono de una película que va más allá del terror o la comedia que la envuelve, pero la escena final es todavía más potente como denuncia de la normalización de la xenofobia en el pensamiento colectivo. En las películas de terror en las que un psychokiller comete una matanza, la policía suele aparecer tras el enfrentamiento final entre el superviviente (casi siempre una mujer, la final girl) y el asesino, como símbolo de que el peligro ha acabado para el protagonista. Sin embargo, cuando Chris (Daniel Kaluuya) escucha una sirena y aparece un coche con luces rojas y azules, su cara no es de tranquilidad. Todos, como espectadores, observamos los distintos elementos de la situación en la que se encuentra el personaje (hombre negro rodeado de cadáveres en una zona de familias blancas ricas) y llegamos, inevitablemente, a la misma conclusión: Chris lo tiene bastante jodido. Ese momento, ese instante en el que los faros del coche no nos dejan ver a su ocupante y todos nos tememos lo peor, ese en el que Chris levanta la vista hacia su destino, es el más terrorífico de una película con secuestros, asesinatos, experimentación médica, control mental y cuerpos poseídos contra su voluntad. La mirada sollozante del póster, que se ha convertido en la marca de identidad de Déjame salir, toma un nuevo significado y se adhiere a un terror más terrenal y cercano que contrasta con el fantasioso de la propuesta principal. No hay salida. Get out (vete de ahí), grita el título original. Si eres negro, hasta la máxima encarnación de seguridad y amparo del cine de terror puede ser una amenaza, con el pequeño apunte de que la policía no es sólo un recurso del cine, sino que es quien debe protegerte en la vida real.

get out kaluuya

Sorpresivamente, una película realizada por una productora de cine de terror barato (Blumhouse, responsable de las sagas Paranormal Activity, Insidious, La noche de las bestias, Sinister…) contiene, sin renunciar a su género, un ejercicio cinematográfico que evidencia el racismo actual de una manera mucho más efectiva que todos los filmes que arrasaron el año anterior en una temporada de premios marcada, precisamente, por la lucha contra este mismo problema. Este año parece que la política y, por lo tanto, los premios, tienen otro tipo de reivindicaciones en su agenda (igual de importantes y necesarias), pero no por ello deberían olvidarse de uno de esos casos extraños y mágicos en los que alguien, inesperadamente, da con la tecla adecuada.

Fran Chico

Déjame salir (Get Out, EEUU, 2017)

Dirección: Jordan Peele / Guion: Jordan Peele / Producción: Jordan Peele, Jason Blum, Sean McKittrick / Diseño de producción: Rusty Smith / Música: Michael Abels / Montaje: Gregory Plotkin / Fotografía: Toby Oliver / Reparto: Daniel Kaluuya, Allison Williams, Catherine Keener, Bradley Whitford, Betty Gabriel, Caleb Landry Jones, Lyle Brocato, Ashley LeConte Campbell, Marcus Henderson, LilRel Howery

3 comentarios en “DÉJAME SALIR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.