SOUTH PARK

South Park: 20 años dando por el culo

¡Oh, Dios mío, han matado a Kenny! ¡Hijos de puta!

Hace 20 años, el 13 de agosto de 1997, el canal Comedy Central estrenó en Estados Unidos la primera temporada de South Park (Trey Parker, Matt Stone) con el episodio Cartman tiene una sonda anal (1×01). El capítulo comienza con un grupo de niños de tercer grado (8-9 años) discutiendo en una parada de autobús sobre qué es una ladilla. Después, uno le pega una patada a su hermano pequeño y lo lanza al otro lado de la carretera, atravesando los cristales de las ventanillas del autobús, y luego se ríen e insultan a Cartman, un “puto gordo” al que unos aliens supuestamente le han metido un tubo por el culo. En tan solo 5 minutos, South Park se convirtió en la serie de animación favorita de niños y niñas preadolescentes que flipaban cuando veían a los dibujos de la tele decir “me cago en la mierda” o “te jodes, hijo puta”. Durante su primer año, con episodios como Un elefante hace el amor con una cerda (1×05), El señor Mojón (1×09), o La madre de Cartman es una puta sucia (1×13), la serie alcanzó fama por ser precisamente eso: Un serial animado con niños diciendo palabrotas que los chavales veían a escondidas de sus padres. Pero poco a poco su sátira social fue calando y convirtiendo a South Park en lo que es hoy en día: una de las parodias de la sociedad americana más atrevidas, ácidas y certeras.

 

Planteamiento inicial de sitcom (Temporadas 1-7, 1997-2003)

Trey Parker y Matt Stone se conocieron en la Universidad de Colorado en 1992, y en ese mismo año realizaron un corto animado titulado The Spirit of Christmas: Jesus vs. Frosty, que ya incluía a los cuatro protagonistas de South Park (con algunas variaciones, como que los personajes de Kenny y Cartman tenían intercambiados nombre y personalidad). En 1995 vino la continuación, The Spirit of Christmas: Jesus vs. Santa, en la que los personajes estaban definitivamente perfilados, así como el lugar de la acción (un pueblecito ficticio de Colorado) y el tono general. El corto se filtró a Internet y tuvo un éxito tremendo, siendo considerado uno de los primeros vídeos virales de la red. Esto provocó que Comedy Central diera la posibilidad a sus creadores de convertir su idea en una serie para televisión. Aunque los primeros pases de prueba no fueron muy esperanzadores, la audiencia respaldó la emisión convirtiéndola en un éxito. El primer episodio se construyó con recortes de papel utilizando la técnica del stop motion, un proceso que duró 3 meses. Para los siguientes capítulos se comenzó a usar la animación digital, algo que acorta drásticamente los tiempos hasta llegar a realizar cada programa con tan solo una semana de antelación.

South Park se centraba en las peripecias de cuatro niños: Stan era el líder, tímido y maduro. Kyle su mejor amigo, judío, impulsivo e inteligente. Kenny, un niño pobre con un abrigo naranja tan cerrado que impedía que entendiéramos lo que decía, y que moría en cada episodio para retornar en el siguiente. Por último estaba Cartman, un gordo cabrón que siempre causaba polémica por ser antisemita, xenófobo, racista, machista, egoísta, mentiroso, abusón y chivato. El grupo ha sufrido algunas modificaciones a lo largo de los años (Kenny empezó a desaparecer durante largos periodos de tiempo, la inclusión del miedoso e ingenuo Butters…), pero por lo general sigue siendo el eje central de las tramas. El lenguaje que utilizan los niños es una manera de contrarrestar la imagen angelical que se les suele dar en TV, siendo una aproximación más realista a cómo hablan cuando están solos (O al menos eso es lo que defienden Parker y Stone). Además, Stan y Kyle suelen ser bastante más maduros y sensatos que la mayoría de los adultos, siendo casi siempre Stan el que hace entrar en razón al resto del pueblo con un discurso final a modo de moraleja. Los argumentos giran sobre su vida: las discusiones (normalmente racistas) entre Cartman y Kyle, la historia de amor de Wendy y Stan (que, cada vez que la ve, vomita), los consejos en forma de canción subida de tono del Chef, la incomprensión por parte de los adultos… Elementos más o menos cotidianos que se mezclan con alienígenas, Jesucristo, Santa Claus, Satán, La Muerte o la criatura Culo-sucio, que en la traducción española tenía a Ricky Martin haciendo las veces de pierna derecha.

Durante las 7 primeras temporadas la serie sigue un planteamiento de sitcom clásico muy influenciado por programas como Los Simpsons (Matt Groening, 1989) a los que hacen un homenaje en el episodio Los Simpsons ya lo hicieron (6×13). Las temporadas son de entre 13 y 18 episodios sin prácticamente nada de continuidad, expandiendo la trama a los personajes del pueblo en un reparto coral cada vez más amplio. Además son habituales los especiales de Halloween (Conjuntivitis -1×07-, El misterio de los piratas fantasmas de Korn -3×12), de Terrance y Philip, una serie dentro de la propia serie al estilo Rasca y Pica en Los Simpsons (Terrance y Philip: No sin mi ano -2×01-, Terrance y Philip: Detrás del pedo -5×05) y Navidad, estos últimos con la aparición casi segura del Sr. Mojón (Clásicos de Navidad del sr. Mojón -3×15-, Una Navidad de mierda -4×17). La actualidad está poco o nada presente en los programas, aunque con alguna excepción como Chimpokomon (3×10, sobre el anime Pokémon -Masamitsu Hidaka, 1997-2002) o Quintillizas 2000 (4×04, sobre el caso de Elián González). Lo que sí es habitual es la ridiculización o la parodia de algún famoso como Barbra Streisand (Mecha-Streisand -1×13), Robert Redford (Las bolas saladas de chocolate del Chef -2×09) o Ben Affleck (Cómo comer con el culo -5×10), algo que sigue siendo una constante en el show.

No faltaron los temas polémicos como el acoso sexual (El panda del acoso sexual -3×06), la homofobia (El gran crucero del gran gay Al -1×04), la pedofilia (Cartman se une a NAMBLA -4×05), la religión (Jubileo judío -3×09-, ¿Estás ahí, Dios? Soy yo, Jesús -3×16-, Todo sobre los mormones -7×12) y el racismo (Paco el flaco -1×08), pero la quinta temporada fue sin duda la más conflictiva en cuanto a repercusión mediática. Su primer episodio, Golpea al fan (5×01), puso un contador en pantalla que sumó las 162 veces que se nombraba la palabra “mierda”. El uso apropiado del condón (5×07), que muestra masturbaciones a perros y una clase de cómo colocar un condón con “garganta profunda” a niños de 8 años, fue censurado en Australia y Reino Unido. En Súper mejores amigos (5×03) se representa caricaturizado a Mahoma, algo que pasó desapercibido en su momento y de lo que hablaremos más adelante en relación a otro episodio, y el 7 de noviembre de 2001, apenas un mes después del 11/S, se emitió Osama Bin Laden tiene los pantalones cagados (5×09), donde los chicos eran secuestrados por el líder talibán.

Actualidad, política y censura (Temporadas 8-17, 2004-2014)

Poco a poco, los temas de actualidad se van colando con mayor importancia en las tramas de la serie. Aprovechando muy a menudo la parodia a un programa de TV o a una película, y gracias al cortísimo tiempo de producción de los episodios, South Park introduce cada semana un tema candente y lo retuerce hasta criticar cínicamente la posición de ambos bandos, sin dejar pollo con cabeza. Incluso hay capítulos que se finalizan apenas unas horas antes de su emisión. El último capítulo de la séptima temporada (Es Navidad en Canadá -7×15) incluía una escena en la que el ejército canadiense encontraba a Saddam Hussein, 3 días después de la captura del dictador en la realidad. En Mejores amigos por siempre (9×04) se trataba el tema de la eutanasia en plena polémica por el caso de Terry Schiavo, que murió el mismo día en que se emitió, y en Sobre lo de anoche… (12×12) se hablaba de la primera victoria presidencial de Obama utilizando frases reales de su discurso de agradecimiento menos de 24 horas después de haberse producido.

El estilo de animación de la serie se ve alterado en el comienzo de la octava temporada (Buenos momentos con armas, 8×01) introduciendo partes que imitan al anime japonés. En Haz el amor, no el Warcraft (10×08) se insertan cinemáticas con Machinima.

Por supuesto, siguen sin perder la ocasión de ridiculizar a más de un famoso por el camino. Así podemos ver a Mel Gibson y su polémica antisemita en La Pasión de los judíos (8×03), Michael Jackson y… las cosas de ser Michael Jackson (The Jeffersons -8×06), Paris Hilton y su estilo de vida en Crea vídeos de puta, estúpida y malcriada (8×12), Bono de U2 siendo “la mayor mierda de la historia” (Más mierda -11×09), George Lucas y Steven Spielberg violando (literalmente) a Indiana Jones y a un Stormtrooper (El problema de China -12×08), el ego desmedido de Kanye West (Palitos de pescado -13×05), la adicción al sexo de Tiger Woods, Bill Clinton, Charlie Sheen, Michael Douglas y David Duchovny (Curación sexual -14×01), el dopaje de Lance Armstrong (Una Scausa para aplaudir -16×13) o la solución que encuentra Magic Johnson para curar el SIDA: dinero (Problema de amígdalas -12×01).

El foco de atención en la actualidad supuso el aumento de dos temas íntimamente ligados a ella: la política y las nuevas tecnologías. South Park comenzó a tomar interés en políticos, elecciones y protestas, algo que prácticamente había ignorado por completo hasta entonces. Las dos victorias de Obama tuvieron su episodio (Sobre lo de anoche… -12×12-, ¡Obama ganó! -16×14) y el presidente se convirtió en un personaje con relativa presencia. También aparecieron otras figuras americanas, como Hillary Clinton (La coñomba -11×04), y el episodio Pinewood Derby (13×06) contó con la presencia de los líderes mundiales Gordon Brown (Gran Bretaña), Silvio Berlusconi (Italia), Vladimir Putin (Rusia), Luiz Inácio Lula da Silva (Brasil), Taro Aso (Japón), Nicolas Sarkozy (Francia), Angela Merkel (Alemania) y Felipe Calderón (México), entre otros. A lo largo de estas temporadas se trataron temas como las protestas de “Occupy Wall Street” (1% -15×12), la desigualdad (La noche de los vagabundos vivientes -11×07), las conspiraciones del 11/S (El misterio del mojón en el urinal, 10×09), el control de armas (Let Go, Let Gov -17×01) y la inmigración (El último de los Mehicanos -15×09).

En cuanto a las nuevas tecnologías, el show comenzó a criticar duramente la adicción, el postureo y el consumismo ligado a productos como los coches híbridos (Alerta por pedantería -10×02), el videojuego World of Warcraft (Haz el amor, no el Warcarft -10×08), la consola Wii (Vamos, Dios, ¡vamos! -10×12), Facebook y Chatroulette (Tienes 0 amigos -14×4), el iPad (HumancentIpad -14×01), el videojuego Minecraft (Documental de homicidios porno -17×02) y la guerra entre las consolas Xbox One y PlayStation 4 (Black Friday -17×07).

La polémica, como no podía ser de otra manera, estuvo muy presente con varios casos muy sonados, todos ellos relacionados con la religión. El primero de ellos tuvo a la Cienciología como objetivo principal. El episodio Atrapado en el armario (9×12) ridiculizaba con bastante fuerza al culto y a sus miembros, entre los que se encuentran John Travolta, Tom Cruise e Isaac Hayes (voz del Chef en V.O.). Hayes abandonó la serie la temporada siguiente por un “problema de conciencia” debido a este episodio, por lo que Stone y Parker decidieron eliminar el personaje del Chef. Con Tom Cruise los problemas fueron mayores. El día previsto para la emisión del episodio, éste fue sustituido por Las bolas saladas de chocolate del Chef (2×09). Según Viacom, la empresa propietaria de Comedy Central, un cambio “homenaje a Isaac Hayes”. Los rumores sin embargo apuntaron hacia la amenaza de Cruise de abandonar la promoción de Misión imposible III (J.J. Abrams, 2006), una película de Paramount Pictures (que también formaba parte del grupo Viacom). Stone y Parker alimentaron esa teoría afirmando que no habían sido informados del cambio. Finalmente el episodio se emitió a la semana siguiente.

La otra gran polémica, donde sí hubo censura confirmada, tuvo que ver con Mahoma y el Islam y comenzó justo la siguiente temporada. La Guerra de los dibujos animados Parte I y Parte II (10×03, 10×04) ponía en alerta máxima a los habitantes del pueblo con el anuncio de que Padre de Familia (Seth MacFarlane, 1998) iba a sacar a Mahoma en uno de sus episodios, por lo que Cartman intentaba impedirlo con la ayuda de Bart Simpson. Al final de la primera parte se mostraba un cartel que afirmaba que South Park mostraría a Mahoma solo si Comedy Central lo aprobaba. Finalmente la cadena censuró la parte del segundo episodio en la que aparecía el profeta con el texto “Comedy Central ha rechazado emitir una imagen de Mahoma”. No así una escena en la que Jesucristo defecaba sobre la bandera estadounidense, lo que provocó la ira de las asociaciones católicas del país. La polémica resurgió en los episodios 200 y 201 (14×05, 14×06), en los que todos los famosos ofendidos por la serie se unían (entre ellos Tom Cruise) y exigían la presencia de Mahoma. En 200 llegó a aparecer, aunque disfrazado de oso. Extremistas islámicos amenazaron de muerte a Matt Stone y Trey Parker y, nuevamente, la cadena eliminó todas las referencias a Mahoma en 201 y sustituyó la imagen del oso del capítulo 200 por una de Papá Noel (y a veces por un cuadro negro que decía “censurado”).

 

Distinta forma, mismo fondo (Temporadas 18-20, 2014-2016)

A partir de la 18ª temporada, South Park comienza a tener una continuidad inédita entre sus episodios (si nos olvidamos de los especiales puntuales de 2 o 3 capítulos). Las temporadas tienen temas recurrentes que planean sobre casi todos los episodios y las tramas de cada uno de ellos interactúan entre sí. Esto implica una inmersión todavía mayor en la actualidad americana, y por lo tanto en la política (Con Trump/Mr. Garrison como personaje recurrente a partir del 19×02, ¿Dónde está mi país?) y en las modas tecnológicas. Uber, Tesla, drones, apps, realidad virtual, spam, trolls… La religión desaparece casi por completo. También les da algo de flexibilidad a sus creadores, ya que tienen un eje troncal fijo y pueden ir cambiando las subtramas cada semana según lo que vaya ocurriendo. Aunque siempre puede haber sorpresas. En Ay, Dios 20×13, tuvieron que remodelar casi por completo el episodio en menos de 24 horas, ante la inesperada victoria de Trump en las elecciones.

En estas últimas temporadas se tocan temas sobre sexualidad y feminismo que habían sido poco explorados durante la historia de la serie. Hasta entonces, a los homosexuales se les estereotipaba como locazas con personajes como Big Gay Al o Mr. Garrison. En La mariquita (18×03), Cartman “lucha” por sus derechos como (falso) transexual, en Tweek y Craig (19×06) se muestra la primera relación homosexual entre estudiantes de la escuela, en Pitos fuera (20×04) Butters lidera un movimiento masculino contra la “opresión femenina” y, durante toda la última temporada, Cartman muestra un comportamiento exageradamente feminista, tan exagerado que muchas veces se convierte en parodia.

La siguiente temporada, la número 21, comenzará el 13 de Septiembre de 2017 y se avecinan cambios. Stone y Parker ya han anunciado que eliminarán al personaje de Trump porque, ahora que ha ganado, ya no tiene gracia. Como si los temas que lleva 20 años tratando South Park fueran graciosos…

Fran Chico

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *