PARÍS PUEDE ESPERAR

Insatisfacción artística

Vivir al lado y, en el buen sentido del término, bajo la sombra del director de El padrino (1972) o La conversación (1974), supone una experiencia vital comparable a un extenso cuaderno de bitácora sobre un tipo de cine que cambió los cimientos de Hollywood.

Eleanor Coppola dirige su primer largometraje de ficción (codirigió el documental Hearts of Darkness: A Filmaker’s Apocalypse en 1992 y posteriormente para televisión, Coda: Thirty years later en 2007), París puede esperar. Al igual que la directora, la protagonista Anne es la mujer de un importante productor de cine. De acá para allá con él a todas partes, rodeada de elitismo y sintiéndose… ¿infeliz? Al menos es seguro que se siente insatisfecha y dicha sensación la manifiesta inequívocamente en el empeño que pone en su afición a la fotografía. Diane Lane brota a su personaje cincuentón de la valentía de alguien que quizá haya decidido dar el primer paso en su vida artística independiente. Mensaje feminista de una persona que también se achaca el haberse doblegado ante la comodidad de la vida lujosa que la ha alejado de su satisfacción artística. Coppola se vale de la puesta en escena para subrayar esta insatisfacción y se encarga de mostrar continuos primeros planos de objetos o comida, los mismos elementos que fotografía constantemente Anne con su cámara digital. Los escenarios y la música ligera remiten al cine de la última etapa de Woody Allen. El road trip que se marca la pareja entre comilonas, hoteles y buen vino francés posee la misma atmósfera elitista que el director neoyorkino hizo común en diferentes ciudades europeas como Londres (Match Point -2005), Barcelona (Vicky Cristina Barcelona -2008) o Roma (A Roma con amor -2012).

Lost in Translation (2003), de Sofia Coppola (hija de Eleanor y Francis), también encuentra su reflejo en la ópera prima de la matriarca de la familia. Arnaud Viard es aquí el Bill Murray vividor mientras que la juventud truncada de Scarlett Johansson cambia por la pre-vejez de una fotógrafa que despierta. Alec Baldwin completa, brevemente, el reparto de una película que, en cómputos generales, transmite toda una voluntad de querer dejar un debut que sabe a legado de una artista que se alejó de lo que siempre quiso hacer.

Carlos Rodríguez Martínez de Carneros

París puede esperar (Paris can wait, Estados Unidos)

 Dirección: Eleanor Coppola / Guion: Eleanor Coppola / Producción: Eleanor Coppola, Fred Ross / Música: Laura Karpman / Fotografía: Crystel Fournier / Montaje: Glen Scantlebury / Diseño de producción: Anne Seibel / Reparto: Diane Lane, Alec Baldwin, Arnaud Viard, Cédric Monnet, Linda Gegush

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *