15:17 TREN A PARÍS

Publicada en Publicada en Estrenos

Al final, Eastwood salvó la civilización

15:17 Tren a París

“Convertíamos el bosque en un campo de batalla y soñábamos que algún día seríamos hombres” constituyen las últimas palabras del monólogo de Ron Kovic (interpretado por Tom Cruise) al inicio de Nacido el cuatro de julio (Oliver Stones, 1989). La denuncia antibelicista del personaje principal y de la propia película encontraba una fundamental causa en la educación que miles de jóvenes norteamericanos recibieron en los años 50 y 60, hasta el punto de comenzar la película con Kovic y su grupo de amigos jugando a la guerra.

Clint Eastwood presenta en 15:17 Tren a París a otro grupo de amigos que también juega a la guerra. Los tiempos han cambiado y ahora lo llaman airsoft o paintball pero el hecho de querer convertir su ocio infantil en “un campo de batalla” y, con ello, “soñar con ser hombres algún día” entronca directamente con las mismas ansias que el grupo de amigos de la película de Oliver Stone. No hace falta remarcar la distancia ideológica que separan a ambos autores y por ello es de admirar que Eastwood utilice el mismo caldo de cultivo para contar una historia de heroísmo moderno. La ideología puramente conservadora inunda todo el primer tercio de la película y encuentra su clímax en el epílogo final de la misma. Estos niños no encajan en su colegio ni el conjunto de la sociedad porque están destinados a un propósito especial. Pero, al igual que su generación millenial, los jóvenes también quieren divertirse un poco, al margen de lo que el destino les tiene preparado, y deciden hacerse un viajecito por la “diferente” Europa. Clint Eastwood sorprende en este episodio que constituye el segundo tercio de la cinta y se desenvuelve con soltura con situaciones de la más pura actualidad entre la juventud como son los viajeros mochileros, los palos selfie, Instagram o las subiditas noches en Amsterdam. Sorprende incluso la precisión con los detalles temporales y de acontecimientos lúdicos que sucedieron en 2015 en Europa (en Berlín, uno de los héroes lleva una camiseta del F. C. Barcelona. El equipo catalán había ganado la Liga de Campeones en esa ciudad meses atrás).

El marcadamente diferente uso de la puesta en escena que utiliza Eastwood en el suceso del tren deja en evidencia todo lo ocurrido con anterioridad. Pasamos de la presentación del terrorista camino de la estación mediante el uso de primeros planos de sus cuatro extremidades (sus armas) al convencional plano contraplano en la narración de la infancia de los héroes. Esta desproporción lanza la cuestión de si Eastwood ha puesto el mismo empeño creativo en los dos tercios anteriores al episodio del tren y sugiere como respuesta que no le importa lo más mínimo el origen de los héroes y que lo ha rodado con piloto automático, independientemente de que los tres protagonistas y gran parte del plantel de la película sean las verdaderas personas que vivieron el suceso y de que obviamente no son actores profesionales.

El epílogo final con el discurso de Hollande solamente subraya el mensaje que la película sostiene durante sus noventa minutos, el “siempre ha sido un pelotón de soldados el que ha salvado la civilización”, de Oswald Spengler, que tan bien le pega a Clint Eastwood.

15:17 Tren a París


15:17 Tren a París (The 15:17 to Paris, Estados Unidos, 2018)

Dirección: Clint Eastwood / Guión: Dorothy Blyskal, basado en el libro de Anthony Sadler, Alek Skarlatos, Spencer Stone y Jeffrey E. Stern / Producción: Clint Eastwood, Jessica Meier, Tim Moore y Kristina Rivera para Malpaso Productions, Warner Bros. y Village Roadshow Pictures / Montaje: Blu Murray /  Música: Christian Jacob / Fotografía: Tom Stern / Diseño de producción: Kevin Ishioka Reparto: Spencer Stone, Anthony Sadler, Alek Skarlatos, Judy Greer, Jenna Fischer, Ray Corasani, Tony Hale, Thomas Lennon, Sinqua Walls

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.